El 7º año…

Hola amigos, amigos hola…en capicúa.
Entramos en el 7º año inversor desde que me dio esta chiflaúra. Ese 7º que algunos dicen que es cuando empieza a sentirse el poder mágico del interés compuesto ese tan famoso.
O sea mediados del 2014, 15, 16, 17, 18, 19…y 2020. ¡Ya, qué listo eres, si este acaba de empezar y ya lo cuentas!, en realidad es 5 años y medio, no 7…

Bueno da igual, o no, je,je,je. Un año en el que sigo como acabé el anterior: Viendo los toros desde la barrera…

Y es que mis queridos niños y niñas, sigo sin pasta, no consigo ahorrar ná de ná y estos últimos meses mi inversión se ha reducido a la mínima expresión…los 150 pavos mensuales al Baelo.

Cuando acababa el verano si recordáis, os conté que sufrí un colapso en mis ahorros pues a los 200/300 pavos mensuales que por entonces ya cobraba de menos mi señora en comparación al año 2018, se sumó otros 250 que cobro yo de menos desde entonces al perder unos trabajos extras que ya no volverán…eso es mucha pasta…todo mi poder ahorrador al garete.

Pero es que encima hemos acabado el año gastando bastante más que el año anterior…Si ya algunos me recriminábais que gasto una barbaridad teniendo en cuenta que vivo en provincias y que no tengo hipotecas ni deuda alguna…súmale 2500 euros más de diferencia entre el 2019 y el 18. O sea que hemos disparado el gasto 200 euros más al mes…

Vamos que nos miró un tuerto, justo a partir de publicar lo que yo esperaba que sería mi cuento de la lechera:  invertir 1000 pavos al mes durante 150 meses (tal y como venía haciendo hasta entonces)…¡es decir, que se rompió el cántaro de leche y ya ni siquiera puedo aumentar mi liquidez, como para pensar en invertir en algo!…¡eso por hablar de cuentos ni cuentas!.

– Confiaba en que el otoño recuperaría algo de pasta pero no pudo ser…
– Luego me dije, «con la paga extra de mitad de diciembre ya sí tendré pa un disparito»…tampoco. Ese dinero solo sirvió para sanear mi cuenta corriente (la de los gastos diarios).
– «Bueno pues con los divis de diciembre y lo que sobre de las nóminas ya sí sumaré algo de guita para ese disparito»…nada que no, no hay manera.

Así que ya paso de contar con algo en el futuro, porque seguro que se jode viendo mis experiencias pasadas, ni cuesta de enero, ni cuesto…nada, cuando haya perras si las hay, invertiré, ¡y yas´tá!.

Mis gastos han sido brutales, sobre los 20500 pavazos en este año que finalizó. La media sale a unos escalofriantes (para mí) 1700 pavos al mes. Eso es mi sueldo y el de mi mujer juntos. y la verdad es que no sé cómo ha volado tanta pasta. Sí, ya lo sé, os he contado que salimos por ahí y esas cosas, pero no considero que hayamos hecho nada extraordinario, fuera de esas salidas y las vacaciones de cada año. Hacemos lo de siempre y el gasto se ha multiplicado, ¿por qué?, no lo sé.
He tenido bronca con mi santa, a costa de esto, y se ha tirado toda esta semana (Reyes incluídos) sin hablarme y diciéndome que vaya yo solo a comprar a partir de ahora ya que ella, según yo, es la culpable del incremento de gasto tan bestia… Ha habido un mal rollo en casa de cojones…
No merece la pena estos descalientos, en serio, se pasa mal y sin necesidad. ES RIDÍCULO preocuparse de estas gilipolleces y ahí me echo yo la culpa por hacerme caso de la puta secta esta que algunos llamáis comunidad. Me toca los güevos cada vez que sale un pregonador de la frugalidad, pero no por él, allá cada cual con su vida y felicidades por ser dichoso y saltar de alegría con tu reducción del gasto, es por mí por hacerme caso de esas subnormalidades si eso te lleva a amargarte a ti y a los que te rodean.

Estoy casi seguro que mi yo de 60 años vendría ahora a darme de hostias por ser tan subnormal y mirar tanto el céntimo…¡pa qué te ha servido jodío payaso, me diría mi yo futuro!. ¡Tonto que eres mu tooonto!

Creo que debería, fíjate tú, despedirme de esa aplicación que tengo desde hace años anclada con mi cuenta corriente que me dice los ingresos y los gastos. Está muy bien como predica el 95% de los blogueros (por no decir el 100%), controlar tus gastos y saber en qué se te va la guita y si te puedes evitar gastos superfluos como ese gimnasio al que vas una vez al trimestre o esa pasta que pagas por servicios de internet que no usas, o abaratar tus seguros…pero cuando como es mi caso, los gastos se van en comida, ropa y ocio normal…¿de dónde coño te quitas?. Lo único que haces es amargarte la existencia viendo que tu cuenta se vacía…sin que consideres que estás comiendo caviar beluga o que visistas New York cada mes. Encima encabronas a los tuyos…¡pa qué!, ¡qué necesidad!

Hay que vivir, joder, hay que vivir porque cuando se invente la máquina del tiempo, mi yo anciano va a regresar al 2020 y me va a partir la puta cara por capullo, por triste, por tontopolla y por no haber disfrutado de esa vida que a él se le está apagando…Y QUE NO REGRESARÁ, NUNCA, NUNCA JAMÁS (hasta que se invente la máquina de regeneración humana y la eterna juventud, je,je,je).

Ese programa que se llama Wallo, me dice en qué se gasta el dinero, y cuánto ingresamos y cuánto ahorramos, vale, muy bien…pero sigo sin saber porqué la cesta de la compra se ha encarecido con respecto a otros años, (la inflación, ¿no?) que yo sepa comemos igual que siempre, o sí veo que los seguros por ejemplo suben unos euros, pero paso de andar cambiándolos porque hablamos de una minucia. Quizá la clave del aumento de gastos esté en los euros ocultos que no refleja ese programa, como es el efectivo que damos a mi hija adolescente como paga semanal…¡yo que sé! antes no gastaba tanto pero tiene 17 años, ¿la recluimos como a las monjas de clausura?. Lo dicho, que debería de desinstalar esa aplicación y fijarme solo en un dato demoledor y el único que vale de verdad:

Mi patrimonio a pesar del recorte de ingresos, a pesar del aumento de gastos y a pesar del recorte drástico de ahorro, ha aumentado con respecto al 2018. Un 18%.

Claro, esto ha sido por esa subida tan buena que ha tenido la bolsa en el otoño-invierno. Porque en otros años que el ahorro fue mayor, resulta que al final el aumento de patrimonio, aunque siempre hemos aumentado, fue algo menor que esos ahorros, ¿por qué?, pues porque acabé con el monedero en rojo, así de claro. Como el 2018 por ejemplo que entre ingresos y gastos hubo una diferencia de 17000 y pico pavos a mi favor y sin embargo el total del patrimonio solo aumentó 13500. Volaron 4000…

Pero aún así seguimos una senda buena desde que tengo datos…ese 2014.
Desde ese diciembre del 14 a diciembre del 2019 hemos aumentado el imperio del Pobre Pecador (monedero+colchón de seguridad) un 156%…¿seguiremos aumentándolo?, pues ojalá, ¿no viene una recesión?, pero me dejo de cuentos ni cuentas…ya se verá. Lo preocupante sería que bajase, claro. Pero aunque la bolsa baje tanto como predican los asustaviejas de turno o los gurús del apocalipsis, con los divis reinvertidos y un poco que ahorre (toquemos madera), espero que ese imperio siga creciendo aunque solo sea un 0,5% pero ya sería acabar en positivo.

Eso sí, como quiero dejarme de cuentos, visto está que lo gafo por bocón, sigo viendo los toros desde la barrera, mirando con envidia (y no sana, eso no existe) cómo los demás invertís en esta o aquella y esperando y cruzando los dedos de que mi suerte (ahorradora) cambie a mejor y pueda yo también reemprender la senda de las compras como hemos hecho los 5 años anteriores. Y si no, pues con esa reinversión de divis que digo más lo que saque de la OPA (o venta de BME si sigue por encima de los 34 pavos de la oferta), más la ¿venta? del puto Cobas pa compensar algo las plusvalías de BME, pues algo de guita habrá para las nuevas compras. Dios (Paramés) aprieta pero no ahoga…

Y a ver si de verdad este 7º año (vaaaale este 6º…pero del 2014 al 20 van 7 si contamos ambos, je,je,je) se empieza a notar ese interés compuesto del que todos habláis pero que yo no tengo el gusto de conocer…¿será el 7º cielo ese?

Una última cosa:
Ahora que está de moda en los otros blogs explicar eso del rellenado «facilísimo» del modelo D6, del 720 y esas historias del DNI electrónico y anotar a mano todos los datos etc, etc para la Renta, yo os voy a dar un método más fácil aún de rellenarlos:

Cómo rellenar el modelo D6 y el 720 en un sencillo paso:

 Invierte con Selfbank como broker.

¿A que ha sío fácil?,  nada, no me deis las gracias, este es un regalo pa mis lectores…

Por cierto, tengo 5 ahijados en la promo esa de que ganemos pasta los dos con este broker (mirar cuadrito de abajo del todo, los interesados). Dos niños ya cumplieron con lo que te piden de las operaciones en bolsa con lo que recibiremos 60 pavos (48 netos) cá uno a mediados de febrero. Y otros dos querubines de momento ya han cumplido con la 1ª regla, la de ingresar 2000 euros en su cuenta (también vale que los ingresen en la mía, je,je,je) por lo que de momento van 20 pavetes pa cá uno. Esto será para marzo, creo.
Hay una 5ª ahijada, que de momento dio mi correo pero está en stand by. a la espera de que cumpla condiciones.

Ya sabéis mis niños y niñas, el Pobre Pecador tiene amor de sobra para repartir con todos sus ahijados. Esperemos que pronto salga alguna promo de esas de comisiones gratis para comprar y así se haga más interesante este broker y me salgan nuevos nenes a los que acunar por las noches, je,je,je.

Sed buenos…o no.

Chistecito del día

De 0 a 12 te peina tu madre.
De 13 a 14 te peinas tú con la supervisión de tu madre.
De 15 a 23 te peinas a la moda.
De 24 a 35 te peinas como tu novia/mujer/jefa quiere.
De 36 a 43 te peinas como buenamente puedes.
De 44 en adelante te peinas como te han dicho en la clínica turca.

Chistecito del día bis

Esa prostituta a un posible cliente:

– Por 20 euros te hago lo que quieras.

– Vale, ve por mi este sábado a coger aceitunas a la finca de mi suegro.










Chistecito del día tris

 Hazme caso,  si sales a correr tres veces por semana quemas lo que comes.

 Ya, y si pones la vitro al 9, también.









Chistecito del día cuatrís

Mi madre fue la Rosalía de su generación porque cada vez que me decía «malamente» se quitaba la zapatilla y tras, tras

Chistecito del día cinquís

¿Alguien sabe a cuántos minutos humanos equivale el último minuto de la lavadora?

Chistecito del día sixtís

– Cariño ¿te apetece tener algo de placer?

 ¿Es que te vas?

from Pobre Pecador https://ift.tt/2FQDm8O
via IFTTT

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *