Resultados infectados de Coronavirus

Hola Compañeros:

Aquí os escribo desde Corea del Sur en medio de la crisis del Corona virus este que está volviendo loco a medio mundo. La verdad es que por aquí tenemos a la gente muy preocupada y parece que los casos no paran de subir, como ya sabemos todos, los contagios de este tipo de enfermedad son exponenciales, y hace uso del interés compuesto, hasta que llega un momento de la estabilización y después comienza la reducción de casos y el aumento de los recuperados.

 

A día de hoy aquí las cosas se las están tomando muy en serio, la verdad es que hay secciones de fábricas cerradas, han cerrado por completo una línea de la fábrica de Hyundai Motors que produce un coche por minuto y parece que la cosa se puede poner fea la semana que viene hasta que logren frenar los contagios y se pueda comenzar de nuevo la producción de todo de forma normal.

Una de las cosas que me ha sorprendido mucho es la capacidad de los coreanos de producir y de no depender del exterior. Hemos visto ya casos de escasez de mascarillas en Italia y no me sorprendería ver casos críticos en España. Las razones son sencillas, hemos externalizado del país casi todos los procesos productivos sin importarnos nada. El caso se puede extender a la UE, donde cada día se produce menos y se vive mucho más del cuento, y de los impuestos de los ciudadanos. Como consecuencia, la fábrica, esté donde esté, fabrica para el mejor postor sin importarle mucho quién sea. Si la fábrica fuera española, siempre habría una forma de manejar una parte de la producción hacia el país, pero de esta forma es completamente imposible. Además, el transporte se está parando, dudo mucho que se vaya a parar por completo, pero sí que es cierto que se ha reducido mucho el tránsito de aviones y barcos, ya que hay muchas plantas de producción en el mundo paradas y esto hace de cuello botella, parando todo. Creo que esta crisis va a sacar muchas vergüenzas de Europa y otros países que no queremos ver y que trataremos de tapar echando la culpa de las cosas a China y al virus. Que no haya mascarillas no es culpa ni de China ni del virus, es culpa de la mala organización y baja producción que tenemos en muchos países. Muchos países en los que entre problemas burocráticos e impuestos descomunales, no se permite producir a los industriales que al final, se cansan y se tienen que ir a donde se lo ponen mucho más fácil.

 

Por lo demás veremos mañana lo que pasa en mi trabajo, pero o la cosa cambia, o me parece que esta semana voy a trabajar desde casa, no voy a trabajar o voy a trabajar a medias. Ya iré contando cómo va la cosa, pero en general, como tengo una vida muy especial aquí, estoy ya de por si bastante aislado. De casa al trabajo y del trabajo a casa. Puedo ir al super a comprar algo, o a dar un paseo, pero nada más. Y la gente aquí es bastante cuidadosa, educada y responsable, de forma que, estando aislado, las posibilidades de contagio no son altas, pero uno nunca está libre de lo que pueda pasar. Veremos lo que deciden y lo que me cuentan mañana. Además, como si del Corona Malware se tratara el otro día nos cayó todo el servidor y la verdad, me quedé un poco con cara de bobo, pero qué le vamos a hacer, supongo que el equipo de IT estará en ello, y para el lunes estará la cosa ya arreglada, de lo contrario pues nada, ya se irá solucionando todo, digo yo.

Ya llegó marzo y con ello nos llega la fiesta de los resultados de las empresas, algo que siempre espero como agua de mayo. La realidad es que cada vez me cuesta más encontrar nuevas empresas que se acerquen a lo que me gusta y, por lo tanto, el revisar las que llevo en la cartera y en las listas toma un papel mucho más importante. A partir de ahora trataré de hacer una revisión o dos al día, e iré actualizando las listas más importantes con los resultados que vaya viendo de las empresas. Hay varias que han sufrido compras, hay alguna que bajará de categoría y habrá alguna que ascenderá de categoría, son cosas que pasan y es lo que hay y lo que toca. La verdad es que a medida que uno hace cartera y conoce empresas, la parte de seguimiento empieza a ganar peso en función con la de investigación.

 

Como una vez dijo Charlie, el socio de Warren, y gran desconocido en muchos aspectos, el conocimiento también compone. Esto es algo, al igual que el dinero, que no se aprecia en los primeros años de un inversor, pero cuando uno empieza a llevar muchos años en esto, hay muchas veces que ves una empresa, y rápidamente dices, esta fiesta ya me la conozco. Esto puede ser para bien o para mal, pero sea como sea, acelera de una forma enorme la toma de las decisiones y el saber dónde hay que mirar. La memoria, el haber visto muchos casos, el haber perdido dinero de forma que te haya quedado grabado a fuego, son cosas que uno recuerda y que cuando ve lo que hay en una empresa, le traen recuerdo. Sinceramente, para un CEO funciona muy bien lo que funciona para un inversor. Si tienes un problema y no sabes cómo demonios solucionarlo, puede que no seas un gran CEO, seguramente hasta un CEO limitado. Pero si miras y copias cómo lo resolvieron los buenos de verdad, seguramente obtengas unos resultados mejores que la media. Esto es así de sencillo, y nosotros nos lo debemos de aplicar, hemos de hacer lo que hacen los buenos y pensar como ellos. Habrá cosas que nos salgan mal, otras regular y otras muy bien. Pero en general, si se hacen las cosas bien durante muchos años, los resultados tienden a ser al menos decentes. Con resultados decentes, la mayor parte de las veces nos llega y nos sobra, hay que tratar de ser realistas, y, sobre todo, conscientes de las verdaderas necesidades que tenemos.

 

Antes de empezar a hablar de acciones me gustaría dejar unas pinceladas de curiosidad. He ido mirando datos históricos hasta casi la Segunda Guerra Mundial, para ver si había habido caídas de esta magnitud y agresividad en el pasado y me he encontrado con que más o menos ha batido a todas, o está en la línea con ellas. Nos hemos pegado casi un porrazo del 15% en una semana que es una barbaridad de las buenas. Es cierto que partíamos de una posición de mercado caro en general, pero el porrazo generalizado que he visto es sin precedentes. Veamos casos parecidos y luego trataremos de sacar unas conclusiones:

  • En 1987 vimos una caída USA del 24% pero en dos semanas. Es la más parecida a esta en violencia.
  • En 2008, que todos lo recordamos y hemos leído mucho, tuvimos un 28% en 3 semanas, un 36% en 2 meses y un 47% en 6 meses. Lo máximo llegó al 55% en 17 meses más o menos.
  • En España en 1998 tuvimos una del 30% en 6 semanas.
  • En España en 2012 tuvimos una del 24% en 8 semanas y el 30% en 10 semanas.
  • En NASDAQ en el 2000 tuvimos un 34% en 4 semanas.

 

Con esto lo que quiero mostrar es la estupidez de los mercados en rangos generales. En la mayor parte de estas fechas se partía de un mercado caro, pero normalmente había un tiempo desde que se firmaran máximos históricos en los índices. Lógicamente no se partía de una economía engañada con tipos excesivamente bajos como es el caso, pero me parece una auténtica barbaridad comparar un virus de mierda, que ni es tan mortal, ni causa tanto problema, con casos como el de la caída del famoso banco americano que puso temblando el sistema en sí, en 2012 con la crisis del euro, cuando se hablaba claramente de destruir la moneda, de hacer impagos de la deuda y de cosas enormemente graves. Creo que la reacción de los mercados no está en línea con la realidad y la verdad no me sorprendería un rebote, quizás no alto, o tengamos una semana plana bajista, pero he de reconocer que algo no está funcionando bien, porque esto no es normal para nada.

 

Además de todo, la caída ha sido completamente irracional, sin mirar ni pensar qué empresas se pueden ver afectadas y es que llevamos un tiempo en el que el mercado se está comportando de una forma muy extraña en estos términos. Volatilidad siempre la ha habido, de hecho, dicen los expertos que cada vez la hay menos, y hasta puede que sea cierto. Pero lo que no es normal es lo poco que se piensa cuando suceden las cosas a la hora de tomar nota de las decisiones de inversión que se toman, lo poco que se leen los resultados, que lleva mucho tiempo leerlos, darle una vuelta, mirar y cuadrar cosas. Los resultados no cuesta nada leerlos cuando todo va genial. Pero es que cuando todo va genial, puede que te felicites de la compra tan buena que hiciste y te tumbas a ver cómo la acción sube, porque nadie quiere vender con esos resultados tan buenos. O puede que no la tengas, pero desde luego, rara será la vez que, tras publicar unos buenos resultados, sea el mejor momento para comprar. No digo que alguna vez no suceda, por casos como el que tratamos hoy, pero son las menos y lo normal es que tras publicar buenos resultados uno disfrute de la subida, cuando no hasta puede pensar en un punto de venta. Cuando los resultados son malos, por el contrario, hay que leerlos a fondo, cuadrar cosas, ver de dónde vienen los problemas, y por lo general, no suele ser el mejor momento para vender, pero no lo es porque tampoco hemos tenido el tiempo de digerir los resultados y las consecuencias. Las decisiones suele ser bueno meditarlas, pensarlas antes de tomarlas. El camino que toman los mercados es radicalmente opuesto, y, por lo tanto, quien vaya con ellos, tiene muchas papeletas de cometer errores.

 

Como llevamos en casa las tres acciones y han publicado resultados hace poco, me he dedicado un tiempo a mirarlos por curiosidad y por seguimiento de la cartera. Como es lógico, cuando revise las listas siempre me voy a centrar más en las empresas que llevo en cartera que en las que no llevo, por mucho que una empresa esté en mis listas, si no la llevo siempre me importa menos, ya que antes de entrar siempre hago un refresco (a veces después, sabiendo que no es muy buena práctica). Pero en general no tengo prisas, ya que las empresas de mis listas, en general son tan buenas, que puedo entrar sin demasiados miedos en ellas y estar razonablemente tranquilo, sobre todo si he comprado barato, que es cuando entras sin mirar tanto. El caso es que el fin de semana del coronavirus ha dado para mirar un poco los resultados de algunas de mis empresas, cerrar el peor mes de mi historia como inversor, que ha sido un desastre en cotización, y preparar el comienzo de marzo, con unas órdenes preparadas ya para colocar y ver si hay suerte en las compras y ver lo que el mercado nos depara en estas sesiones.

 

Cambiando de tema, voy a hablar de tres empresas que llevo en cartera, que han publicado resultados y que son bastante mediáticas: Telefónica, Repsol y Playtech.

 

TELEFÓNICA

La empresa se ha llevado un palo de cotización como si estuviera perdiendo dinero a espuertas. La gráfica de esta empresa no responde a la realidad de la misma ni por asomo, pero es lo que hay y hemos de aceptarlo. Parece que nadie mira ni a lo que se dedica, ni lo que gana, ni lo que debe. Me parece genial. Decía yo que hemos de pensar menos en la cotización de las empresas y mucho más en el BPA que logran, en la capacidad de pagar dividendos y en dónde y cómo están invirtiendo el dinero que no nos entregan a los accionistas.

Bueno pues está claro que a los inversores no les importa mucho o nada todo esto que cuento. La empresa por primera vez crece en todos los mercados importantes, crece en ventas y en beneficio, consigue un flujo de caja distribuible estupendo, invierte fuerte en infraestructura, ordena toda la empresa de una forma lógica y que puede tener sentido. Si esto fuera poco, la empresa tiene menos deuda. Todo esto ha pasado en 14 meses, pero si miramos la cotización, lo que vemos es que la empresa vale €10 billones menos. Aquí hay algo que no se cuenta bien, aquí se nos está demostrando que los mercados no son eficientes, porque si lo fueran estarían valorando la empresa de una forma diferente. Yo tengo mi opinión en cuanto al valor de esta empresa, pero lo que está claro es que esta empresa vale más hoy que hace 14 meses, de eso no hay duda, porque si mejoras ventas, beneficio, y bajas deuda, esa empresa vale más que hace 14 meses. Sin embargo, cotiza por mucho menos. Por lo tanto, aquí hay una ineficiencia clara de los mercados. No me importa esperar en este tipo de empresas en las que se espera cobrando un dividendo muy seguro porque se genera caja, una empresa que cada año que pasa vale más.

Invito a todos a ver la presentación de Pallete que está en la página para inversores, en castellano. Personalmente me ha gustado cómo plantea la empresa y las ideas. Definiendo lo que es largo plazo, definiendo que lo importante es la salud financiera y las barreras de entrada de la empresa. Mostrándonos cómo la empresa está cambiando hacia un modelo de infraestructura.

Mi opinión es que son buenos resultados, no entiendo la cotización de la empresa, creo que llegará un momento en el que crezca y se vaya para arriba, y llegará un momento en el que la deuda sea más baja en el que tengan que decidir lo que hacer con el dinero. No le veo con muchas intenciones de subir mucho el dividendo, pero llegado el momento lo irá haciendo, es algo normal. No entiendo la reticencia de recomprar acciones, es el punto que no me gusta y no me cuadra, puede que estén temiendo una subida de los tipos a medio plazo y quieran tener la deuda más baja, pero personalmente, yo recompraría a machete.

 

REPSOL

Otros resultados que me han gustado mucho. La empresa se inventa unos ajustes aprovechando las sandeces que dice el presidente de éste y muchos otros gobiernos y se lanza a devaluar activo con la excusa de ser libre de emisiones en 2050, que ya lo veremos. Con la sarta de sandeces que escucho todos los días, cualquiera le dice que no puede hacer estas provisiones. Un circo de inicio a fin, pero recordemos, que no es menos payaso el último de la función que el primero de ella.

En líneas generales la empresa sigue generando mucha caja, el beneficio directamente es mejor no mirarlo porque no sirve de nada. Hoy presento tres empresas en las que directamente la cuenta de resultados está totalmente manipulada en las tres. Aquí tenemos que mirar el flujo de caja distribuible y ver cómo la empresa está cambiando.

De cara a los accionistas, pues un dividendo sostenible, en acciones, lo que nos permite ser flexible en impuestos y reinvertir sin pasar por caja. Como la empresa está generando caja, bajando deuda, recomprando acciones, es obvio que la cosa mejorará, cambiará poco a poco su negocio, y si pagamos unos precios bajos, pues tendremos una inversión que no está mal, en la que hay que esperar a que se ponga en valor, y que mientras esperamos pues vamos cobrando unos buenos dividendos.

Otra vez tenemos unas valoraciones de los mercados que no tienen nada que ver con la realidad del negocio, simplemente han mirado la evolución del precio del crudo, sin tener en cuenta el negocio de refino y las nuevas divisiones de la empresa. Parece que el Corona Virus es la solución a las emisiones.

Aquí mi opinión es que la empresa vale mucho más y el truco está en saber mirar los flujos de caja, como casi siempre. Este elemento es el que menos atención prestan los inversores y solo hay que ver una conferencia de empresa o analizar bien las presentaciones de inversores. Se comenta de pasada y con poca importancia, y lo cierto, es que salvo la deuda que nos puede crear problemas graves, lo importante está aquí. Este es el apartado que nos va a decir cómo es la empresa en el futuro, lo que se está haciendo con el dinero, y lo que pasa en la tesorería. Vemos a Repsol recomprando acciones cuando están muy baratas, vemos que paga a los accionistas en acciones que luego recompra y elimina. Esto nos dice que las manos fuertes, cada día son más fuertes. Si una empresa genera caja, baja deuda hasta llegar a niveles sin importancia y recompra acciones cuando éstas están baratas, más a medio que a largo plazo, las cosas suelen ir bastante bien para los accionistas que están dentro.

 

PLAYTECH

Ya me gustaría ser tan positivo en esta empresa como en las anteriores, pero aquí los resultados publicados han sido flojitos tirando a malos y todos los buenos datos de las anteriores se tornan negros aquí. Vemos ventas en aumento por la integración de la italiana comprada el año pasado, vemos EBITDA creciente, pero que es un poco mentiroso, vemos que la deuda sube, los márgenes caen, el flujo de caja cae y el beneficio, como no puede ser de otra forma también cae. La empresa publica pérdidas, pero no es otra cosa que un ajuste de los intangibles, que como tantas y tantas veces digo, son cosas que hemos de vigilar mucho más, pero se hace lo que se hace.

La verdad es que han tenido un año en el que se han juntado muchas cosas, malos resultados en Asia, malos resultados para división relacionada con el bróker, y las ventas comparables han caído un poquito, sobre todo por el tema de China y por alguna regulación que les ha afectado un poco. Todo esto junto en una small cap dentro de un sector con mala baba y un poco de deuda, trae lo que estamos viendo, una caída a cuchillo, que digo yo que algún día parará.

En mi caso esta empresa no va a superar el 3% de mi cartera en ningún caso, y creo que genera caja de sobra para poder pagar la deuda. De hecho, va a mantener el dividendo y han aprobado el mismo plan de recompras que el año pasado. Para este año tienen firmadas varias compras de otras empresas, que, sin ser mucho dinero, harán que la cosa mejore.

Por un lado, el año empieza bien en la parte online y en lo relacionado con el bróker, pero creo que está más que claro que el virus de las narices le va a pasar factura a la empresa sin lugar a dudas. Esto es algo que lo tenemos que tener muy claro, y los resultados de la parte de Italia van a ser muy malos para el primer semestre, de ahí la caída a cuchillo. Nadie va a ir, tal y como está el panorama, a un lugar en el que los contagios son altamente sencillos y posibles, de forma que no se puede hacer nada, si se logra cubrir costes, más que satisfechos para este primer semestre. Es lo que toca. Os puedo asegurar que peor lo tienen las empresas de cruceros o los aviones comerciales.

Por lo demás la empresa se está centrando en los negocios regulados, para no tener sorpresas, que como es obvio dejan peores márgenes, pero son mucho más seguros. Están tratando de entrar en mercados nuevos y trabajar para nuevas empresas en países en los que antes no tenían presencia y la verdad es que no he visto problemas lo que se dicen graves.

Una cosa la quiero dejar clara, esta empresa ha sido un error mío, porque no supe valorar una small cap. Después ha sucedido que el sector, al cambiar a negocio regulado que es donde hay un poco más de futuro en mi opinión, se ha deteriorado. Con ellos los márgenes han bajado y lógicamente una empresa a medida que baja los márgenes pierde interés. Y para acabar, el problema en Asia donde al no haber regulación, la competencia ha entrado tirando los márgenes. Si sumamos el virus, el miedo y estos resultados muy flojos, que además han empeorado por el saneamiento que están haciendo, pues vamos, la tormenta perfecta.

Pero vayamos ahora con las cosas buenas, que no todo va a ser llorar. La empresa ha generado un buen flujo de caja, con todos los problemas, la empresa sigue generando caja, menos que el año pasado, pero ha sido suficiente para recomprar acciones, pagar dividendos y comprar alguna empresa pequeña. No está nada mal. Por otro lado, la empresa está reconociendo los marrones que tienen en los balances y los están subsanando, que no es una mala señal. Han organizado muy bien la deuda con bonos a un tiempo razonable, que da tiempo a maniobrar y ver lo que pasa. Y están recomprando muchas acciones, esto es lo mejor de todo. Que sigan las acciones a estos precios, con resultados similares, incluso peores durante 10 años, que ya os cuento lo que pasa con la cotización en cuanto los resultados mejoren ligeramente. Lo que sucede es que ya no hay acciones en el mercado que se quieran vender.

No es mi acción favorita, no pasa por los mejores momentos, es una empresa pequeña, pero desde luego, no la veo en quiebra ni por mucho. Y sin embargo la cotización es la de una empresa que está en quiebra.

Creo recordar que leí de Warren Buffet, que muchos gestores piensan que no se puede hacer mucho para mejorar la calidad de accionistas que uno tiene. Decía que en cierto modo es mentira, que realmente sí que se pueden hacer cosas. Estoy totalmente de acuerdo con él. Pensamos que cuando una empresa cotiza, cualquiera puede darle al botón de comprar y de vender. Esto es cierto, por supuesto, pero una directiva puede hacer muchas cosas por mejorar la calidad de su accionariado, pero la realidad es que muy pocas lo hacen. Lo primero es ser sinceros con los dividendos y las posibilidades económicas de las empresas. Un dividendo falso, daña todo, pero compra votos en la junta y lo que es peor, mantiene la cotización artificialmente alta. Las recompras en máximos y con la acción sobrevalorada, llenan el bolsillo del inversor a corto plazo en base a robar al inversor a largo plazo. Los directivos medio de mentira y que no trabajan, son dividendos que no se pagan a los accionistas, o dinero que no se reinvierte. Podría seguir y seguir, todo ello casos que hemos visto en famosas empresas, algunas lo están pasando mal, otras no. Pero cuando las empresas se dedican a reinvertir dinero (flujo de caja generado), a recomprar acciones en zonas de clara infravaloración, a pensar en el largo plazo y la seguridad financiera de las cuentas, normalmente, las cosas tienden a salir muy bien. Claro que no se ve en una semana, ni en un mes, ni en un año, pero se acaban viendo y suele venir de golpe y porrazo. Es en esos momentos cuando nos arrepentimos de no tener más acciones y de no haber comprado cuando las cosas se estaban gestando en los flujos de caja.

 

Recordad que esto es complicado, que hay cosas que salen mal, que hay veces que se pierde dinero, que no pasa nada por ello. Esto es una carrera muy larga, tanto que muchas de las acciones que tenemos las dejaremos en herencia. Tanto que muchas acciones se pagarán solas simplemente con los dividendos cobrados. Ya me ha pasado a mí con las BME y casi con las primeras Iberdrola. Pero recordad que no suele ser bueno preocuparse de un virus, ni de lo que cuenta Expansión, ni de las chorradas de los gobiernos. Prestad más atención a las cuentas y a los flujos de caja de las empresas, es en esa parte en la que se guisa el futuro. Tenemos que mirar mucho menos la cotización y mucho más el dinerito que circula por acción en la empresa. Y esto es todo por hoy, un saludo a todos, y como siempre, muchas gracias por la visita

from ElDividendo https://ift.tt/38ANL4r
via IFTTT

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *