Adiós a un clásico del dividendo

 Algo que siempre cuesta, cuando eres inversor en dividendos, es deshacerse de una empresa que es todo un referente en esta estrategia. Y es que la empresa que he vendido es considerada por muchos como apta por dividendos, máxime cuando el principal desvelo de la compañía parece ser remunerar a los accionistas. 

 No obstante, hace unos días descubrí que quizás esta empresa no era para mí. Hay quien piensa que me refiero a una de mis «Big Three»: Enagás, Red Eléctrica o Inditex.

  No es correcto: me refiero a BME.

 Explicaré en el resto de la entrada el porqué de esta venta, como siempre hago. 

 JUSTIFICANTES DE LAS OPERACIONES:

 Antes de seguir, os pongo los justificantes:





 TIMING:
 Respecto al «timing», ha sido malo. La información que doy a continuación está cogida el jueves 11 de octubre a cierre del mercado. 

 He vendido BME en pérdidas (la compré hace tiempo a 31’xx y a 32’xx). Los 27’60€ de la venta (he vendido los 2 paquetes como si fueran uno) están muy lejos de los precios de compra. Por tanto, mal timing. Son paquetes de 2014 y 2015, por lo que la pérdida no es tanta en realidad, dados los dividendos netos ingresados.

 Century Link (CTL) la he comprado mucho más cerca de máximos ($24’20) que de mínimos (poco más de $13), pero no me preocupa dado su alto dividendo y sus fundamentales.

 Imperial Brands (IMB) ha sido una compra buena. No demasiado lejos de los mínimos (casi 2.300p), cuando los máximos fueron de más de 3.200p.

 Texas Instruments (TXN) tiene como mínimos de 52 semanas los $92’57, siendo los máximos de $120’75. En consecuencia, buen timing aquí.

 AT&T (T) no ha sido una compra espectacular respecto al timing y, sin embargo, estoy muy satisfecho porque he comprado al precio que quería. Los máximos de 52 semanas están en los $39’33, mucho más arriba de donde he comprado.

 Y Comcast (CMCSA) es una adquisición muy alejada de los más de $40 de los máximos interanuales. De nuevo, un timing bueno aquí. Los mínimos están por encima de los $30.

 ¿POR QUÉ HE VENDIDO Y HE COMPRADO?

 La venta de BME obedece a mi pérdida de confianza en la empresa: tras ver su Presentación del Plan Estratégico 2018-202, pude constatar que en 2021 esperaban aumentar su beneficio neto respecto al de 2018. De hecho, no vi nada raro o preocupante en su presentación, salvo que no dieron previsiones concretas sobre los dividendos futuros. Por eso me molestó que Estrategias de inversión señalara que BME mantendría su dividendo en torno a los 1’50€. Lo dije en Twitter el jueves 4 de octubre. Y desde BME se me dijo en Twitter que no se habían dado cifras concretas. Pensé que los de Estrategias de Inversión (Ei) no tenían ni idea de qué dividendo daba BME y no me preocupé mucho más del asunto. 

 No obstante, el viernes di un segundo repaso a la presentación de BME y descubrí un dato clave: el beneficio neto de BME en 2021 se esperaba que fuera de 160-170 millones de euros (ver página 27 de 62 de la Presentación del Plan Estratégico). Como quiera que BME tiene más de 83 millones de acciones, lo que está diciendo BME es que en 2021 su BPA será de unos 2€, y si su Pay Out es del 95%, por ejemplo, el dividendo de 2021 será de 1’90€. ¿Bien, no? Son más de los 1’78€ actuales.

 Pues no: los 1’90€ de 2021 son menos de los 1’972€ que yo cobraba en 2012 cuando compré por primera vez BME. Y, ¡cuidado!, el dividendo con cargo a 2018 podría ser de 1’70€ o menos. Dado que en 2018 podrían ganar en torno a 137 millones (1’65€ aproximadamente), a nadie le extrañe luego que Ei haya dado en el clavo y el dividendo de BME se baje hasta los 1’50€. ¡Vaya!, todavía voy a tener que darles la razón a los de Estrategias de inversión.

 En definitiva, creo que es mejor deshacerse de empresas que tienen un dividendo decreciente para comprar empresas que tienen dividendo creciente.

 Las compras las explico a continuación una a una:


 A) CTL: he comprado porque da un dividendo superior al 9%, que además es sostenible. Básicamente por eso. Ya en la entrada llamada «Esta empresa tiene flow» hice una tabla con el FCF de CTL en la última década, donde se apreciaba que solo una vez (2017) pagó más dividendo del 100% de su FCF. Para ver la tabla, pinchad aquí. Por tanto, aunque el dividendo lleva congelado desde 2013, CTL tiene más margen que BME para pagar su alto dividendo, con lo que lo considero una buena compra.


 B) IMB: la tabacalera británica me da un dividendo alto que crece a doble dígito. Aparte, paga un porcentaje de su FCF. En concreto, si la empresa confirma la subida del 10% de su dividendo para este 2018, el 
dividendo será de más del 7%. Además tiene el 51% de Logista, que es otra gran compañía. Para más información sobre la compañía recomiendo a los lectores que lean las 2 entradas tituladas «Tabaco rentable», así como la de «El tabaco tiene margen».

 C) TXN: esta es mi sexta o séptima compra de esta empresa, por lo que ya en otras entradas he dado razones de por qué me gusta la compañía. Por decir algún dato, señalar la reciente subida de $0’62 a $0’77 del dividendo trimestral, más la intención de la empresa de repartir todo el FCF en dividendos y recompras de acciones, y que tiene caja neta (por poco, eso sí); además, su EV/FCF está por debajo de 18 veces, que es un precio razonable, máxime cuando se espera que el FCF por acción siga subiendo año a año (ahora está por lo $5’70), gracias a la buena marcha del negocio y a la recompra de acciones.

 D) T: justo un dividendo del 6% voy a recibir al comprar a $33’33. Su compra de Time Warner y que solo dedica unos dos tercios de su FCF a pagar el dividendo hacen que la siga comprando.

 E) CMCSA: ya lo expliqué en su momento, cuando compré por primera vez en agosto, pero recordaré unos pocos datos muy reveladores. En la última década ha más que duplicado sus ventas, ha reducido el número de acciones en más de un 20%, ha triplicado su FCF y ha multiplicado por 5 su dividendo.

 A modo de recopilación, la rotación supuso vender 180 acciones de BME y con ello:

 1) Pagar todas las comisiones de venta y compra que hubo con esta rotación.

 2) Comprar acciones de 3 empresas que podrían seguir subiendo el dividendo a doble dígito en los próximos años (IMB, TXN y CMCSA).

 3) Comprar acciones de 1 empresa que lleva 34 años subiendo el dividendo (T).

 4) Comprar acciones de 1 empresa que me da casi un 10% de dividendo sostenible y que no lo ha recortado en los últimos 5 años (CTL).

 5) Aumentar mi ingreso pasivo anual en poco más de 2€ brutos (si suponemos un cambio medio EURUSD de 1’20 y de EURGBP de 0’90).

 6) Aumentar mi liquidez en más de 150€.

 En mi modesta opinión, creo que me mejorado bastante con el cambio. Como siempre, el tiempo dirá si me he equivocado o no. En 2021, para ser concreto, podremos ver si la rotación fue adecuada.



 PER Y RPD DE ESTAS COMPRAS
 A) CTL: Century Link está ahora mismo en un PER 10-11x, dado que se espera que el BPA de 2018 sea de $2’10-$2’30. Por otra parte, la propia empresa espera lograr en el entorno de los 3.700 millones de FCF este año, por lo que con una capitalización de unos 23.000 millones, el P/FCF sería de poco más de 6 veces. Tirado de precio, aunque es una empresa con mucha deuda, por lo que su EV/FCF, que es una métrica que gusta mucho en fondos de inversión como Horos, sería mucho más alto: 16-17 veces, que sigue siendo algo razonable. Y la RPD de CTL pues estaría en más del 9%: mi compra fue a $21’70, lo que significa que con un dividendo anual de $2’16, el pago es del 9’95%. Una maravilla.

 B) IMB: Imperial Brands tiene un PER que ronda los 20’5x, dado su BPA 2018e de 128p. Muy alto, sin duda. Pero no me preocupa, porque me he fijado sobre todo en su FCF, que está por debajo de 9x, y yo la veo barata. Su dividendo anual en 2017 fue de 170’72p. Como ha subido un 10% los 2 primeros pagos de 2018 y seguramente suba un 10% los otros 2 pagos de este año, el dividendo anual esperado es de  187’79p. En caso de ser así, la RPD inicial de mi compra sería del 7’11%. Una rentabilidad muy buena que podría ir acompañada de buenas subidas del dividendo en los próximos años.


 C) TXN: Texas Instruments tiene un PER unas 20 veces, con un BPA 2018e de menos de $5. El P/FCF está por debajo de 18 veces, y su RPD estaría en 3’11%, pues su dividendo es de $3’08 anual.

 D) T: en AT&T tenemos un PER de menos del 10x; depende del BPA que cojamos, porque hay analistas que ven más de $5 de beneficio en 2018. En ese caso estaría por debajo de 7x. Yo me preocupo más del P/FCF, y ahí T cotiza a unas 12 veces, dada una capitalización de menos de 240.000 millones y un FCF para 2018 de 20.000 millones o algo menos. La RPD de mi compra sería del 6’00%, dado que reparte $2 de dividendo y compré a $33’33.

 E) CMCSA:  puedo decir que su dividendo anual de $0’76 hace que mi compra a $34’30 me otorgue una RPD inicial del 2’22%. Respecto al PER, no hay que engañarse por el BPA de 2017 y pensar que Comcast puede llegar este año hasta los $5 de beneficio; más bien será de unos $2, con lo que el PER de mis compras es del 17’15x aproximadamente.


 LA CARTERA DR
    
 Tras estas operaciones, mis «Big Three» pesan el 51’2%, lo cual sigue siendo una barbaridad. Por otra parte, avanza la internacionalización de mi cartera, y las acciones extranjeras pasan a ponderar un 32’9%; no es un gran porcentaje, pero confío poder aumentar el peso de las foráneas paulatinamente.

 En lo tocante a las empresas que aparecen en esta entrada, BME desaparece de mi cartera; CTL sube al 1’5%, como CMCSA; IMB y T superan el 3%; y TXN se queda justo en el 3% de ponderación.

 Podéis ver mi Cartera DR actualizada pinchando aquí.

 INGRESO PASIVO ESPERADO PARA 2018

 Con estas operaciones, mi ingreso pasivo esperado se queda en 566’97€ brutos mensuales. Podéis mirar la pestaña de Meta para más información. Esos casi 567€ que ahora aspiro a lograr en 2018 suponen un +34’34% respecto al ingreso pasivo logrado en 2017 (422’05€ brutos mensuales). Sin duda alguna, está siendo un año muy fructífero en lo referente a este tipo de ingreso.

 Aunque pensaba que no lograría mi objetivo de 2018 (570€ brutos mensuales), todavía hay una pequeña posibilidad de que lo logre. Ya veremos qué pasa. Sea como sea, no me dolería no lograr el objetivo, pues la venta de Naturhouse en septiembre, que fue la que me privará de lograr el objetivo (si al final ocurre así), creo que fue una venta acertada.


 LA ADVERTENCIA DE SIEMPRE

 Estas operaciones realizadas no son recomendación de nada. Solo soy un inversor particular que tiene un blog y que invierte por su cuenta y riesgo. No tengo una formación financiera específica. Toda persona que invierta debe hacerlo siguiendo sus propios análisis racionales, y no comprar o vender porque alguien como yo haga una cosa u otra.

 En caso de duda, siempre es mejor acudir a un profesional de la inversión, cosa que yo no soy y seguramente no seré.


 DESPEDIDA

 Y aquí lo dejo.

 Si os ha gustado la entrada, no dudéis en compartirla en redes sociales. Tampoco temáis dejar un comentario en el blog opinando sobre la idoneidad o no de esta operación.
 Saludos y suerte con vuestras inversiones.  

from DIVIDENDO RENTABLE https://ift.tt/2CIitx5
via IFTTT

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.