VENDER EN PERDIDAS: ¿OPORTUNIDAD?

Se acerca final de año y debemos ir preparando la fiscalidad para la declaración de la renta del año que viene. Vender una de las posiciones de tu  cartera, es algo muy complicado para un inversor a largo plazo y si esa venta trae consigo pérdidas abultadas, la decisión se hace más difícil. 
Aprovechando la fiscalidad actual en nuestro país, en algunas circunstancias, puede ser buena idea vender una de nuestras posiciones con pérdidas, para compensar las plusvalías generadas por otra posición, o para volver a recomprarla. En esta entrada me gustaría hablaros sobre los posibles casos donde una venta en pérdidas puede resultar interesante, siempre centrándome en un Inversor a Largo Plazo. ¿Empezamos?:

FISCALIDAD ACTUAL
  • A día de hoy en España, las rentas del ahorro tributan un 19% hasta los 6.000 euros, un 21% desde 6.000 euros hasta 50.000 euros, y un 23% las rentas de ahorro superiores a 50.000 euros. Y digo a día de hoy, porque el Gobierno actual ha planteado que estas rentas tributen como rentas del trabajo, lo que nos destrozaría a los inversores en dividendos. Ejemplo: vender hoy unas acciones de Santander con plusvalías de 1.000 euros, implica que en la declaración del año que viene, Hacienda se llevará su trozo de pastel, en concreto 190 euros (19%, al ser las plusvalías inferiores a 6.000 euros).
  • Si durante un año has obtenido ganancias con la venta de acciones o fondos, y por otro lado has vendido en perdidas acciones o fondos, Hacienda solo exige su trozo del pastel, del saldo final positivo, es decir, ganancias menos pérdidas. Ejemplo: Vendo Abertis con plusvalías de 1.500 euros y un fondo Indexado con plusvalías de 500 euros. Por otro lado vendo acciones de Santander con pérdidas de 2.000 euros. En la declaración del año que viene no pagaría nada a Hacienda por las plusvalías, dado que las ganancias menos las pérdidas son iguales a cero. En cambio, si no hubiese vendido Santander tendría que pagar 380 euros por las plusvalías generadas de la venta de Abertis y el Fondo Indexado. Como ven en el ejemplo, se abre un mundo de posibilidades a nivel fiscal, es lo que todos conocemos en el mundo de la inversión como la compensación de las plusvalías.
  • Para dicha compensación, Hacienda “mete” en el mismo bloque las ganancias de patrimonio: venta de piso, reembolso de fondos, venta de acciones, operaciones con divisas y ganancias con opciones. Vamos a centrarnos en este tipo de compensaciones. En otro bloque “mete” los rendimientos de capital mobiliario: dividendos, intereses de cuentas y rendimientos de seguros. Una vez compensados los bloque por separado, Hacienda permite compensar hasta un 25%, los bloques entre sí.
  • Hacienda no permite compensar los mismos valores, si no han transcurrido más de dos meses entre la compra y la venta. Vamos que Hacienda no es tonta. No nos permite vender el día 30 de diciembre una posición y volverla a comprarla al mismo precio, para compensar minusvalías. Ejemplo: he vendido Duro Felguera con pérdidas de 10.000 euros porque no confiaba en la empresa. Hacienda no me permite vender todas las posiciones que lleve con fuertes plusvalías el día 30 de diciembre, y volverlas a comprar ese mismo día, deberán pasar 2 meses antes de volver a comprar las acciones, para poder compensar dichas plusvalías. Si hacienda no tuviese esta norma, el día 30 de diciembre vendes las posiciones de tu cartera que sumen 10.000 euros de plusvalías y vuelves a comprar las mismas posiciones. Con ello conseguirías, aprovechando la pérdida en Duro Felguera, ahorrarte 2.100 euros en Hacienda, y materializar 10.000 euros de beneficio libres de impuestos, manteniendo la misma cartera. Lo mejor, no tener ningún Duro Felguera en tu cartera, pero complicado no comerse alguno en tu vida inversora. Así que si te “comes alguno” hay que aprovecharlo.
CUANDO ES INTERESANTE LA VENTA PARA UN INVERSOR
Centrándonos en la operativa a largo plazo, para mí la causas principales que pueden justificar vender posiciones de tu cartera en pérdidas son:
  • Te ves obligado a generar plusvalías. Casos como el de Abertis, donde por desgracia “nos oparon” toda posición, te abren la puerta a vender posiciones en tu cartera en pérdidas, con las que no te encuentres a gusto. Con la operación te quitas “malas” empresas de tu cartera y no pagas por las plusvalías de Abertis.
  • Reducir posiciones en máximo históricos y con dichas plusvalías limpiar la cartera de activos con los que no te encuentres a gusto. Caso parecido al anterior, puedes aprovechar periodos de euforia extrema para reducir posiciones con plusvalías, y compensarlas con la venta de alguna “mala posición”, pagando menos en la declaración de la renta.
  • Poder hacer la “Trampa Familiar”: si estas casado en separación de bienes, pues jugar a recomprar la misma acción que vendes con tu pareja, pero eso ya son temas familiares…..En bienes gananciales, esto no se puede hacer, salvo que sean bienes privativos.
  • Intentar sacar beneficio de una pérdida abultada como en el caso de Duro Felguera. Teniendo pérdidas importantes, en picos de mercado, puede ser una buena idea hacer caja, vendiendo pequeños paquetes de algunas posiciones optimizando la carga fiscal. 
Como resumen a la entrada de hoy sábado, las venta en pérdidas pueden ser interesantes en algunas ocasiones, aunque de primeras parezca lo contrario. A nivel fiscal hay un mundo de posibilidades.
Vender en pérdidas: ¿Oportunidad? ¿Qué opinan?
Saludos a todos.

from El Farmacéutico Activo https://ift.tt/2qF1uDw
via IFTTT

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.