LA EDUCACION FINANCIERA EN NUESTROS HIJOS

“Si cree usted que la educación es cara, pruebe la ignorancia”. Frase que me gusta especialmente y me parece un buen inicio para la entrada de este sábado. Como yo, muchos de los lectores del Blog son apasionados de las finanzas y las inversiones. Entiendo, que también como yo, se habrán preguntado alguna vez si son padres, como trasladar esa cultura de inversión y ahorro a sus hijos, en definitiva, como inculcarles una adecuada cultura financiera.
Me gustaría hacer de esta entrada una entrada abierta, en la que aporten en los comentarios cómo inculcan a sus hijos una adecuada cultura financiera, o cómo no, si consideran que no es lo correcto en edades tempranas. Yo les hablaré de un ejemplo que creo que pueden servir. Si me permiten, antes de meternos en el tema añado una foto con uno de los párrafos que más me gustan del libro El Fabuloso mundo del dinero y la dinero, de André Kostolany:

Comparto 100% la reflexión e intento en la medida de mis posibilidades cumplirla. La educación que le puedas aportar a tu hijo a todos los niveles, es algo que quedará de por vida, y puede que sea uno de los principales factores para tu propia independencia financiera. Si volvemos al inicio de la entrada, cuando pensemos que la educación es cara, pensemos en la ignorancia.
¿Cómo inculcar una adecuada educación financiera en nuestros hijos?
Hace un par de años en El Corte Ingles de Salamanca vi un “libro” titulado La mejor hucha del mundo. Lo intenté comprar, pero por temas de logística finalmente no pude. Navegando el otro día por Amazon lo volví ver y no dudé en pedirlo.
Como pueden ver en la imagen no es un libro en el sentido literario de la palabra. Esta formado por tres huchas, un cuento y una cartilla de ahorro. Sobre el papel me pareció una buena idea para inculcar en mi hija de 5 años la cultura del dinero desde tres puntos de vista:
  • CERDITO AHORRADOR.
  • CERDITO COMPRADOR.
  • CERDITO SOLIDARIO.
La idea es que ella vaya eligiendo donde meter la propina o los euros sueltos que le vamos dando. El libro básicamente intenta educar en la cultura del dinero a los niños hacia la cultura del ahorro, la solidaridad y el gasto. En él refleja que la mejor actitud respecto al dinero es el término medio, es decir, ahorrar pero también gastar y compartir. ¿Adivinan en que hucha metió mi hija su primer euro? Pues por mucho que me pese, fue en el cerdito comprador……
Y vosotros ¿Utilizáis algún tipo de juego o material para educar en el mundo del dinero?

Saludos a todos.

from El Farmacéutico Activo https://ift.tt/2GZ6RXE
via IFTTT

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.