Me lo merezco, ¡ joder !

Hola amigos, amigos hola…en capicúa
Iba a dejar este comentario en la anterior entrada pero se me ha hecho tan largo, (soy un cansino cuando me pongo a parlotear…lo sé), que mejor lo dejo en una entradita nueva.
La anterior solo tiene 5 días, pero da igual…

Si en el fondo lo hago pa que no os aburráis…

Bueno mushashos y mushashas (pocas), hoy como estoy currelando, puedo darle al teclao del ordenata y soltar alguna de mis sandeces…

Ayer os hice un comentario rápido desde el móvil y con una cerveza en la mano, literal…bueno, no, la cerveza la dejé en la hierba, je,je,je, desde el campo, pues nos fuimos a pasar el día festivo por uno de esos montes que rodean mi maravillosa Plasencia, (lo sé, no todos tenéis la suerte de vivir en el paraíso) y llevábamos leña pa asar mucha carne además de mucha cerveza ¡como tiene que ser!.

Y me pasó una cosilla que quizá no tenga importancia o sí, pero que me dejó totalmente descolocao, y por eso os voy con el chisme (ya sabemos que aquí somos todos unas marujas y nos gusta contarnos los secretitos, je,je,je).

Siempre vamos los amigos juntos, somos 4 parejas (a veces se unen familiares de unos y otros) y cada vez vienen menos muchachos pues estos ya van teniendo una edad en la que pasan de campo, de padres y de estar todo el día sin apenas tecnología (y eso que no se despegan del móvil y las redes sociales). Mi hija de 16 años, ayer no quiso venirse con nosotros…pues tenía cumpleaños…o eso dice.

Somos un grupo que llevamos juntos 30 años, (nosotros los tíos, mucho más desde los 14 años o así, vamos desde antes de acabar la EGB, y con ellas desde los 17/18 cuando ya íbamos al instituto) y lo hacemos todo juntos, salir fines de semana, de vacaciones, de escapadas…al campo, etc, etc, hasta a cagar, bueno esto no, algunos van varias veces al día al baño y otros solo una, je,je,je.

Pero sabéis que aunque tenemos esa complicidad, hay temas (el dinero) en el que cada uno es de su padre y de su madre, y obviamos hablar de esas cosas…solo lo imprescindible (salarios, que si los bancos no dan ná, que si uno no sabe qué hacer ni dónde invertir lo poco que tenemos, que si el futuro esto o aquello, que mejor vivir el día a día o intentamos arreglar el mundo con la jodía política…o hablamos de deportes…o hablamos de chatis, cuando nuestras mujeres no están delante, je,je,je)…bueno, ya sabéis, porque lo hemos comentado muchas veces…lo normal de cualquier relación de amigotes en un bar.
Y que la bolsa es algo desconocido y practicamente tabú por lo que yo no cuento nada de mi monedero, solo alguna pincelada suelta de vez en cuando, pero ni de coña les digo lo que tengo bolseando ya que no lo entenderían y además me tildarían de insensato y loco por invertir en ese mundo de «ricos» y especuladores, y me recordarían mi pasado oscuro con las inversiones y cómo fui estafado y desplumado…lo dicho, ya sabéis todo esto.

Que siiiiiií…pesao

Estábamos comiendo, y el padre de una de mis amigas, que se suele venir al campo con nosotros (además trae un vino de pitarra riquísimo), me soltó la pregunta que me dejó descolocao…

«Oye TÚ QUE MIRAS LA BOLSA Y ESO (yo flipando), ¿cómo ves ahora el Ibex 35, ya nos hemos recuperao?»

¿Cómo que «yo que miro la bolsa»?, ¿y este hombre qué sabe de si yo miro o dejo de mirar la bolsa?…
No sé, me dejó pillao y pensativo, y ya no sabía si la pregunta era con rentintin para recordarme mi pasado con los sellos que me robaron, o ¡yo qué sé!. Le dije que la bolsa estaba más o menos chunga y que el Ibex estaba medio estancao pues apenas avanzaba y que se espera una recesión mundial para el 2020. El hombre me comentó que ha oído que la recesión que viene va a ser peor que la anterior, y ya dejamos el tema…

Pero a lo que iba, mis amigos saben que tengo algo invertido y eso, pero poco más. No saben cuánto, o eso creo, igual mi mujer les ha dicho algo (en plan crítica, eso está claro) del estilo de que «estoy todo el día en casa mirando la bolsa y estoy obsesionao».
Bueno pues eso, mi mujer les debe de decir y criticarme lo que hago, seguro, y estos se lo cuentan a otros, como el padre de una de ellas, y sospecho (o solo son idas de olla mías) que están esperando otro descalabro como el que sufrí en el año 2006 con la pérdida de todo mi dinero…

Y me dirán: TE LO DIJE, PRINGAO.

Igual son paranoias mías porque mis amigos no me quieren ningún mal como yo tampoco a ellos, pero prefiero seguir así con estos temas y no soltar prenda más que a quien se las debo de soltar que son a mi mujer y mi hija…luego ya si ellas van contando de más…poco puedo hacer yo ahí.

Yo espero pacientemente a que se cumpla mi cuento de la lechera (sí ese que conté en una entrada con el mismo título no hace tanto), y cuando de verdad vea que trinco 400 o 500 pavos mensuales lo diré con la boca bien grande, pero no para presumir, sino por quitarme de una vez la losa esa que llevo encima de Forum y Afinsa y que me pesa tanto…

Me lo merezco, ¡joder!, me lo merezco mucho. Nos lo merecemos todos los «locos» que andamos por estos lares, dejándonos nuestros dinerillos que tanto nos ha costado ganar en eso tan exótico y «peligroso» como son las inversiones en bolsa.
Sigo pensando que mis amigos o cualquiera de los de mi entorno no me quieren ver hundido de nuevo porque si eso pasara…me iba a caer la del pulpo, y no sé si una segunda vez sería capaz de levantarme.

A pesar de todo lo que despotrico de esto del «buyanjol», de que digo que mi monedero es un mojón y todo eso, sigo pa´lante, porque confiar ¡sí confío joder!. Lo de despotricar es porque soy cenizo por naturaleza y creo que alguien vendrá a joderme de nuevo como me jodieron en el 2006, solo por eso…pero invertir sigo invirtiendo todo lo que tengo, aunque considere que esto es más lento que el caballo del malo…pero invierto hasta el último duro que me queda libre.

Ya habéis visto en la entrada anterior que incluso con las dudas que genera Wall Street ultimamente mi ritmo inversor parece no decaer, y aunque ahora hago compritas de chiste, todas ellas juntas superan los 3000 euros en un mes y medio, que considero que es una cifra brutal para alguien que os recuero una vez más (¿os he dicho ya que soy un cansino?), tiene el sueldo que tiene…

Por eso ME LO MEREZCO ¡COÑO!, esto tiene que acabar bien, tanto esfuerzo, tanta comedura de tarro, tantas horas echadas leyendo blogs, haciendo el mío, contestando a friki….digooooo a mis amigos inversores, etc, etc, tiene que acabar bien por cohone…

Ahora tengo la cabeza metida en el culo, digo en el suelo como los avestruces, pero solo estoy esperando pacientemente a que se cumpla mi cuento, ojalá sea como digo de a los 55 años, o si puede ser antes mejor que mejor, sería la hostia de flipante, aunque no creo… a los 55 está bien.
Y entonces asomaré la cabeza y seré yo el que les diga a mi gente, OS LO DIJE.

Y no porque sacar 500 pavos mensuales sea para presumir (ojalá sean más, claro), pero ya es una cifra medio seria para «pavonearse» un poquito, ¿no?.

Entonces si les diré todo lo que quieran saber, porque tendré resultados visibles y espero que para entonces ese jodido y famoso interés compuesto sí esté haciendo las maravillas que otros pregonáis. Y si alguno me echara en cara algo, o me hablara de suerte…me cagaré un poquito en sus muertos y si eso le diría que se pase por este blog y lea como en el 2019 invertía en el sector farmacológico yankee cuando todo eran noticias de mierda que las estaba hundiendo.

O para entonces les contaré que (supuestamente, ya que la bola de cristal hoy la tengo apagada), superamos la recesión del 2020 que hizo que mi monedero estuviera en rojo sangre perdiendo dinero a espuertas, así que les diré que se metan lo de mi suerte por los güevos…

O les contaré cómo vendí Telefónica en pérdidas o como KHC se convirtió en el 2019 en un mojón que me hacía perder la mitad de lo invertido en ella… eso por si me echaran en cara lo bien que me va con Iberdrola o ACS y los preciacos a los que las llevo, ¡que así cualquiera!.

Les diré que la bolsa estaba y está ahí para todo el mundo, solo había que arriesgarse un poco y tener FE. Y que este mundo es para cualquiera, sin hacer falta nociones de ningún tipo y sin saber nada en especial…tengo entendido que hay por ahí un patán cuentachistes que invierte en bolsa, así que esto lo puede hacer cualquiera.

Y cuando vean que hace falta mucha pasta para tener resultados decentes, y se puedan sentir desmoralizados por eso, les daré la razón pero les recordaré porque lo han visto de 1ª mano estos años que llevamos juntos, que yo mi monedero (que para entonces espero que tenga categoría de talega) lo habré hecho con un sueldo similar o incluso menor al de ellos y que las mismas escapadas, vacaciones y los mismos gastos que tienen ellos los he tenido yo también pues como os cuento, lo hacemos todo juntos desde hace 30 años. Osea que no me he privado de nada en especial, les preguntaré que qué coño han hecho ellos con sus sueldos, que encima son dos y en mi caso es 1 y medio…

Me lo merezco ¡Joder!

Pero hasta que me pueda dar esa palmadita en la espalda quedan muchas inversiones (eso espero, claro), muchos sinsabores, sudores fríos, comeduras de tarro, muchas compras de acciones quizá  mierdosas y otras no tanto y muchos errores, espero que sean más aciertos y dividendos cada vez más jugosos y dudas…muchas dudas.

Y hasta entonces, continuaremos con la cabeza enterrada y sin asomar el hocico…no vaya a ser que me lo hostien.

Y para eso tengo el blog, mi diario del tonto del pueblo, para desahogarme con vosotros porque en mi entorno no puedo…Igual algún día dejo de ser ese tonto.
Puede que sean paranoias mías…¡quién sabe!. Me han dao mucha caña con lo de los sellos y sé que me lo darían con lo de la bolsa, por detalles que intuyo (no hay que ser mu lumbreras pa eso porque también a vosotros os pasará con vuestro círculo de amistades) y aunque uno cree tener cuajo y la espalda muy ancha…no me gustan las hostias, ¡no soy masoca!.

Lo sé…soy un cansino

Chistecito del día

– Buenas, venía a ingresar dinero

 ¿Cuánto?

– 6000 euros

  ¡Aquí sólo hay 2400…!

 Si los vas a contar, ¿pa qué cojones preguntas?

Chistecito del día bis

– Cariño, tenemos que follar más

 Estoy de acuerdo

 Me refería juntos

¡ Mierda !









Chistecito del día tris

 ¿Cuál es su mayor defecto?

 Me meto en conversaciones ajenas

 Le estaba preguntando a él…

 ¡ Ay, perdón !








Chistecito del día cuatrís

– Cariño, ¿por qué te ha saludado el portero de ese puticlub?

Por educación








Chistecito del día quintís

– Doctor, ¿después del by-pass coronario, podré tener sexo?

Sí pero solo con su mujer, pues no le conviene excitarse…









Chistecito del día sixtís

– Tu marido tiene un acento extraño, ¿de dónde viene?

 Del bar.

Chistecito del día sietís

GRUPO DE WHATS APP DE LOS AMIGOS:

Mensajes de audio:

Paco:
– ¡Hola, a ver si me podéis echar una mano, he discutido con Marisa y después de una hora, me ha dao la razón…no, nooo, sé qué hacer en estos casos porque nu-nunca me había pasao una cosa así y haber si me ayudáis porque estoy acojonao.

Lolo:
– No hagas nada, pero nada de nada, ¡ es una trampa !.

Nacho:
– ¡Discute, discute hasta que te quite la razón pa que todo vuelva a sus sitio !

Pepe:
– Paco, arrodíllate, arrodíllate y pídela perdón, pídela humildemente perdón porque no sabemos lo que está tramando.

Javi:

– ¡ HAZTE EL MUERTO !

from Pobre Pecador http://bit.ly/2Gv3Axg
via IFTTT

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *