MAXIMOS HISTORICOS

“En bolsa, la única forma de garantizar que estamos dentro de cada gran movimiento, es permanecer siempre en el mercado”. Frase sobre bolsa, que viene muy al hilo, para describir el comportamiento de los mercados en el presente año. Hace apenas 11 meses, las bolsas caían con fuerza en un diciembre bastante movido. Los “futurólogos” y “especialistas en renta variable” de las redes sociales y otros medios, auguraban un nuevo Crash bursátil. A día de hoy, y para volver a valores de enero de este mismo año, el SP500 debería caer un 22%, casi nada….
En mi caso, publicaba textualmente en diciembre, que 2019 sería un año muy verde en las bolsas, no por ser más listo que nadie, simplemente, porque el mercado suele hacer lo contrario al sentimiento generalizado. Sobre la situación actual, “debatía” la semana pasada con un colega inversor. Me peguntaba: ¿Qué hacemos con las bolsas en máximos históricos? ¿Vendemos todo? ¿Nos ponemos cortos con un Etf inverso al SP500? ¿Seguimos comprado? mi respuesta fue muy clara:

Nada, no hay que hacer Nada. Cuando tienes dudas en el mercado, el valor de no hacer nada, superará siempre a los movimientos compulsivos. Hablábamos sobre ello hace unos meses en una entrada al blog sobre Psicología Financiera. Poníamos el ejemplo de los porteros de futbol, y la tendencia que tenemos a la acción, como pueden ver a continuación:
NUNCA SUBESTIMES EL VALOR DE NO HACER NADA
La paciencia es posiblemente el mejor “arma” de un inversor a largo plazo. Necesaria e imprescindible para conseguir buenos retornos. Los inversores en muchos casos actuamos con demasiada premura, tanto a la hora de comprar (acumulación prematura) como a la hora de vender. No sólo deseamos resultados rápidos, sino que también nos encanta que parezca que hacemos algo (en lugar de no hacer nada), tenemos una clara tendencia a la acción. 
Ejemplo Porteros de futbol: se analizaron 311 penaltis de varias ligas viendo que en una tercera parte el disparo iba al centro, otra tercera parte a la izquierda y otra tercera parte a la derecha. Lo curioso fue que en el caso de los porteros (Tendencia a la acción) en un 84% de los casos se tiraron a uno de los lados, cuando hubieran tenido mucho más éxito permaneciendo inmóviles. Cuando se les preguntaba a los porteros, comentaban como argumento, que optaban por tirarse a izquierda o derecha porque al menos sentían que están haciendo un esfuerzo.
Si trasladamos este ejemplo al mundo de los mercados, seguro que te has sentido identificado, en mi caso de forma muy clara. Cuesta mucho mentalmente estar varios meses sin hacer nada, la liquidez tiende a “quemarnos” en nuestro broker. Me veo bastante reflejado en períodos bajistas con caídas importantes, parece que si no estás comprando eres “tonto”.
Mi empresa marcaba esta semana, máximos anuales y máximos históricos. En lo que va de año de anota casi un 20%. Este año me he limitado a no hacer nada, salvo compras periódicas en grandes empresas: LVMH, GOOGLE, ANHEUSER, ENEGAS, ALTRIA, DISNEY y MC DONALDS. El índice de rotación de la cartera en 2019 es del 0%. Como publicaba en la entrada anterior, la pereza por los mercados, me está haciendo, verlos cada vez a más distancia. Al final, el tiempo y la paciencia, marcan sin duda, la rentabilidad a largo plazo.
Por otro lado, es cierto que la altura de las bolsas, empieza a dar cierto miedo, por lo que mis compras han bajado este año de forma significativa. Espero llegar a enero del 2020 con niveles de liquidez en torno al 20%. 
Mi plan, para lo que queda de año, es hacer una compra y seguir aumentando la liquidez disponible. El valor de no hacer nada. Seguimos en el camino.

Saludos a todos.

from El Farmacéutico Activo https://ift.tt/2NuKQCT
via IFTTT

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.