Más de lo mismo


 Otra vez. Hice la misma jugada que hace unos días. Y la verdad es que no me arrepiento.

 Como en días anteriores, la falta de liquidez inmediata y las caídas de una empresa buena para la inversión en dividendos me ha llevado a hacer una rotación que parece buena desde el punto de vista del ingreso pasivo.

 En concreto, vendí mis 20 acciones de Walgreens y con ese dinero compré 14 acciones de Abbvie.


 JUSTIFICANTE DE LA OPERACIÓN:

 Antes de seguir, os pongo el justificante de compra:

 TIMING:
 Respecto al «timing» de la rotación, ha sido bueno (en mi modesta opinión, claro).

 En esta rotación vendí mis 20 WBA con una rentabilidad bruta del 8’31% en euros en 17 días; y la compra de Abbvie a $88’88 está muy cerca de los $6’38 de mínimos de 52 semanas y muy alejado de los $125’86 de los máximos (datos tomados a 21 de julio). 

 Por tanto, no puedo estar a disgusto con el «timing». Lo ideal, al igual que cuando roté Disney por AT&T, sería haber podido tener las dos, pero estos días estoy algo corto de liquidez.
 ¿POR QUÉ HE VENDIDO Y HE COMPRADO?

 La venta de Walgreens obedece a que Abbvie sufrió un sell-off el 19 de julio y no tenía liquidez a mano para invertir en ella. Y como quiera que WBA da un dividendo menor del 3%, AT&T un dividendo mayor del 4% y que Abbvie lleva un crecimiento en ventas, BPA y dividendo muy interesante desde 2013, decidí hacer la rotación. Culpa mía por vender WBA, en todo caso.

 Con esta rotación de WBA por ABBV confirmo el descubrimiento que hice sobre mí cuando vendí DIS por T: lo que más me gusta de todo es aumentar mi ingreso pasivo. Es por ello que a veces sacrifico alguna gran empresa por «la causa» (llegar a la IF). No es lo ideal, pero la verdad es que me está dando buenos resultados.

 Respecto a la compra de Abbvie, y más allá de las razones dadas antes, puedo señalar que la he comprado por estos motivos:

 A) Por su dividendo y el crecimiento de este:  este es de más del 4% con aumentos anuales de doble dígito; lo ha subido desde los 0’40 dólares trimestrales (2013) hasta los 0’96 dólares trimestrales (mayo 2018).

 B) Por la poca ponderación de la empresa en mi cartera: quería tener hasta un 5% de mi cartera en esta empresa, y tras la compra he logrado llegar al 5’1%; por tanto, con esta compra por debajo de $90 consigo completar mi posición.

 CPor su PER: aunque me gusta más la métrica P/FCF (veces que se paga el FCF), me gusta que Abbvie cotice a menos de un PER 14. Dado que compré a $88’88 y que espero más de $6’50 de BPA este año, el PER de mi compra es de menos de 13’7x.

 D) Por su visión de futuro: aquí me permito referirme solo a cómo la empresa está intentando que la pérdida de la exclusividad de la comercialización de su producto estrella (el Humira, que es más de un 65% de sus ventas) en 2023 no sea letal a nivel de crecimiento en ventas y beneficio neto. En los últimos meses está llegando a acuerdos con otras farmacéuticas para mitigar el impacto de esta pérdida. Por ejemplo, hace unos días (18 de julio) salió la noticia de un acuerdo de Abbvie con Mylan en el cual la primera recibiría «royalities» una vez que Mylan lanzase su producto «copia» de Humira el 31 de julio de 2023. Tiene acuerdos similares con Amgen y con Samsung Bioepis (fuente: «AbbVie Settles With Mylan to Delay Humira Biosimilar in U.S.«, noticia del 18 de julio de 2018 en Zacks Equity Research).

 E) No me creo el Precio Objetivo de $60 de Citron Research: los analistas de Citron Research, dados a ponerse cortos en valores que ven sobrevalorados (por lo poco que sé), dijeron la semana pasada que Abvvie valía $60, y no los más de $90 que cotizaba el 18 de julio. Es por ello que se dio el sell-off en Abbvie. Aunque José Manuel Durbá (un buen tuitero que conozco desde que estaba en Rankia) me advirtió que podían no estar muy equivocados, me parece que esperar una caída de más de un 33% en los títulos de Abvvie es exagerado. Sus fundamentales no son tan malos como para cotizar a PER 10x. En todo caso, cuando den los resultados 1S2018 (el 27 de julio antes de la apertura del mercado), Abbvie debería demostrar con hechos que Citron Research quizás se ha equivocado de presa.

 Tras dar estos motivos, que creo que son suficientes para tener un 5% de mi portfolio en esta biofarmacéutica, paso a hablar del PER y la RPD de Abbvie.


PER Y RPD DE ESTA COMPRA
 Al comprar Abbvie a $88’88 y ser su dividendo anual de $3’84, la RPD es del 4’32%. 
 Tras los resultados del primer trimestre de 2018, Abbvie dijo que esperaba ganar en 2018 entre $6’82 y $6’92 de BPA. Dado mi precio de compra, el PER sería como mucho del 13’04x si la empresa acierta en su previsión. A ver qué dicen en los resultados del 27 de julio. 

  Por otra parte, puesto que el FCF de 2018 rondará los 10.000 millones y la capitalización es de unos 135 millones, el P/FCF es de unos 13’5x. Muy barato dado el crecimiento de la empresa.
 LA CARTERA DR
    
 Tras esta compra, vuleven las «Big Five» a mi cartera. Esto es, tengo 5 empresas que pesan un 5% mínimo cada una de ellas. Eso sí, la quinta empresa de este grupo ya no es BME, sino Abvvie. Las «Big Five» pesan ahora mismo el 63’48%, lo cual sigue siendo una barbaridad. Por otra parte, avanza la internacionalización de mi cartera, y las acciones extranjeras pasan a ponderar más de un 22’28%; no es un gran porcentaje, pero confío poder aumentar el peso de las foráneas paulatinamente. Como buen indicativo de esta internacionalización, señalar que es la primera vez que una empresa extranjera supera el 5% de mi cartera. Algo es algo.

 En lo tocante a la empresa que aparecen en esta entrada, Abbvie para a ponderar el 5’1%, como he dicho y se convierte en la quinta empresa por peso. 

 Podéis ver mi Cartera DR actualizada pinchando aquí.

 INGRESO PASIVO ESPERADO PARA 2018

 Con estas operaciones, mi ingreso pasivo esperado supera los 576€ brutos mensuales, lo cual sobrepasa los 570€ brutos mensuales de media que tengo como objetivo. Podéis mirar la pestaña de Meta para más información. Esos 577€ suponen un +36’6% respecto al ingreso pasivo logrado en 2017 (422’05€ brutos mensuales). Sin duda alguna, está siendo un año muy fructífero en lo referente a este tipo de ingreso.

 Parece que ya está logrado el objetivo para 2018. No obstante, no tengo claro si venderé algunas acciones de Naturhouse antes de su próximo dividendo de septiembre, por lo que todavía me tocará esperar antes de cantar victoria. Aparte, el cambio euro-dólar me está beneficiando, pero si volviera a superar los 1’20 haría bajar mi previsión algún euro. Lo iremos viendo: si no vendo más Naturhouse y las divisas me respetan, los 7.000€ brutos en 2018 no serían una utopía (583’33€ mensuales).


 LA ADVERTENCIA DE SIEMPRE

 Estas operaciones realizadas no son recomendación de nada. Solo soy un inversor particular que tiene un blog y que invierte por su cuenta y riesgo. No tengo una formación financiera específica. Toda persona que invierta debe hacerlo siguiendo sus propios análisis racionales, y no comprar o vender porque alguien como yo haga una cosa u otra.

 En caso de duda, siempre es mejor acudir a un profesional de la inversión, cosa que yo no soy y seguramente no seré.

 
 DESPEDIDA

 Y aquí lo dejo.

 Si os ha gustado la entrada, no dudéis en compartirla en redes sociales. Tampoco temáis dejar un comentario en el blog opinando sobre la idoneidad o no de esta operación.
 Saludos y suerte con vuestras inversiones.  

from DIVIDENDO RENTABLE https://ift.tt/2LyNk2O
via IFTTT

Una venta incoherente


 Cuando digo que una empresa entra en mi cartera para el largo plazo, lo digo porque quiero que sea así. No obstante, y por segunda vez, he vendido una gran empresa, cayendo así en una contradicción respecto a lo que dije el mes pasado. He sido incoherente.

 Por segunda vez he vendido Disney. En esta ocasión, la falta de liquidez inmediata y las caídas de una empresa buena para la inversión en dividendos me ha llevado a hacer una rotación que parece buena desde el punto de vista del ingreso pasivo.

 En concreto, vendí mis 12 acciones de Disney y con ese dinero compré 41 acciones de AT&T.


 JUSTIFICANTE DE LA OPERACIÓN:

 Antes de seguir, os pongo el justificante de compra:

 

 TIMING:

 Respecto al «timing» de la rotación, ha sido bueno. 

 Si hacemos caso a Yahoo Finance (según datos recogidos el 16 de julio), tenemos que la venta de Disney a $110 se hizo cerca de los máximos de 52 semanas ($113’19) y muy lejos de los mínimos ($96’20); y la compra de AT&T a $31’62 está muy cerca de los $31’17 de mínimos de 52 semanas y muy alejado de los $39’80 de los máximos. Es más, la he comprado casi en mínimos de los últimos 5 años: solo en el primer trimestre de 2014 y en mayo-julio de 2018 ha estado por debajo de $32.

 Por tanto, no puedo estar a disgusto con el «timing». Quizás dentro de 1 mes AT&T esté en $30, no lo sé, pero el gráfico histórico de AT&T dice que poco más barato podía haber comprado en los últimos 5 años.

 ¿POR QUÉ HE VENDIDO Y HE COMPRADO?

 La venta de Disney obedece a que AT&T estaba por debajo de $32 y no tenía liquidez a mano para invertir en ella. Y como quiera que DIS da un dividendo menor del 2%, AT&T un dividendo mayor del 6% y que a DIS le he sacado una rentabilidad bruta en euros del 10’35% en 6 semanas, decidí ser incoherente. Es decir, vendí una empresa (DIS) que dije que no iba a vender. Culpa mía.

 Con esta rotación de DIS por T he descubierto una cosa sobre mí mismo: lo que más me gusta de todo es aumentar mi ingreso pasivo. Es por ello que a veces sacrifico alguna gran empresa por «la causa» (llegar a la IF). No es lo ideal, pero la verdad es que me está dando buenos resultados.

 Respecto a la compra de AT&T, y más allá de las razones dadas antes, puedo señalar que la he comprado por estos motivos:

 A) Por su dividendo:  este es de más del 6% con pequeños aumentos anuales; además, es sostenible, reparte en dividendos solo unos dos tercios de su Free Cash Flow, por lo que el alto dividendo de la «teleco» americana podría seguir siendo alto por muchos años.

 B) Por la poca ponderación de la empresa en mi cartera: dado que es una «high yield» pero no la mejor empresa del mundo, el hecho de que la tuviera ponderada en menos de un 2% de mi portfolio antes de esta minicompra me ayudó a decantarme por otras empresas que también estaban a buenos precios, así como a vender Disney. Hasta un 3% de mi cartera podría estar invertida en AT&T.

 CPor su compra de Time Warner: AT&T seguro que saca buen provecho de su absorción de Time Warner. Sin duda alguna, la empresa pasará a ser más fuerte y ganará más dinero; por el contrario, estará más endeudada. Habrá que ver si AT&T recompra acciones con cierto volumen para facilitar la sostenibilidad del dividendo y mitigar la subida de tipos de interés en EE.UU., que podría llegar incluso al 3% a finales de 2019. Estos días se conoció la noticia de que el Departamento de Justicia de EE.UU. ha recurrido la fusión de AT&T y Time Warner. Esto es lo que ha llevado a T a bajar de $32. Yo creo que al final todo volverá a la normalidad. Veremos qué pasa en los próximos meses con este asunto.

 D) Por su historial de aumento del dividendo: enlazando con la primera razón que he dado (la «A»), me ha sorprendido que AT&T lleve 34 años aumentando su dividendo de forma ininterrumpida. Lo mismo que Telefónica, vamos. Con que lo suba un mínimo de un 3% al año, me doy por satisfecho. No obstante, no será fácil que AT&T suba la remuneración al accionista más de un 1% o 2% al año: recordemos que tiene que digerir la reciente compra de Time Warner (si no le echan para atrás la absorición, claro).

 E) Por su PER: aunque me gusta más la métrica P/FCF (veces que se paga el FCF), me gusta que AT&T cotice a menos de un PER 10 cuando su PER histórico de los últimos años ha sido de 13’4x (fuente: Nick McCullum, Presidente de SureDividend, en un artículo del 24 de junio titulado «Four Cheap Dividend Aristocrats to Buy Now» para Real Money).

 Sea como sea, AT&T da un alto dividendo, lo aumenta cada año y no pienso ponderarla mucho en mi cartera, por lo que me siento a gusto con esta compra.


PER Y RPD DE ESTA COMPRA

 Al comprar AT&T a $31’62 y ser su dividendo de $2, la RPD es del 6’33%. Su PER sería menor del 7x si hacemos caso a Morningstar, que prevé un BPA de $4’95. Yahoo Finance corrobora ese PER inferior al 7x, aunque en su caso prevé un BPA de $4’76. Por otro lado, desde SureDividend se afirma que su PER ronda los 9’5x. Sea como sea, si miramos al P/FCF vemos que de barata no tiene nada: unas 17-18 veces FCF, como Apple más o menos, pero sin la caja ni la calidad de la empresa de la manzana. 

 Sinceramente, no me importa mucho el PER de esta empresa, sino su capacidad para pagar los dividendos futuros en base a su FCF, así como su habilidad para pagar la deuda de 180.000 millones de dólares que tiene en total tras la compra de Time Warner (siempre y cuando no se trunque dicha fusión, insisto). Si hace las cosas bien, At&T subirá tanto en cotización como en dividendos; si no, hará como Telefónica: para abajo.

 LA CARTERA DR
    
 Tras esta compra, mis «Big Four» pesan el 58’44%, lo cual sigue siendo una barbaridad. Por otra parte, avanza la internacionalización de mi cartera, y las acciones extranjeras pasan a ponderar más de un 22’26%; no es un gran porcentaje, pero confío poder aumentar el peso de las foráneas paulatinamente.

 En lo tocante a la empresa que aparecen en esta entrada, AT&T pasa a ponderar un 2’2% de mi portfolio. Lejos todavía de ese 3% de máxima ponderación que quiero dar a esta teleco americana dentro de mi Cartera DR.

 Podéis ver mi Cartera DR actualizada pinchando aquí.


 INGRESO PASIVO ESPERADO PARA 2018

 Con estas operaciones, mi ingreso pasivo esperado supera los 576€ brutos mensuales, lo cual sobrepasa los 570€ brutos mensuales de media que tengo como objetivo. Podéis mirar la pestaña de Meta para más información. Esos 577€ suponen un +36’7% respecto al ingreso pasivo logrado en 2017 (422’05€ brutos mensuales). Sin duda alguna, está siendo un año muy fructífero en lo referente a este tipo de ingreso.

 Parece que ya está logrado el objetivo para 2018. No obstante, no tengo claro si venderé algunas acciones de Naturhouse antes de su próximo dividendo de septiembre, por lo que todavía me tocará esperar antes de cantar victoria. Aparte, el cambio euro-dólar me está beneficiando, pero si volviera a superar los 1’20 haría bajar mi previsión algún euro. Lo iremos viendo: si no vendo más Naturhouse y las divisas me respetan, los 7.000€ brutos en 2018 no serían una utopía (583’33€ mensuales).


 LA ADVERTENCIA DE SIEMPRE

 Estas operaciones realizadas no son recomendación de nada. Solo soy un inversor particular que tiene un blog y que invierte por su cuenta y riesgo. No tengo una formación financiera específica. Toda persona que invierta debe hacerlo siguiendo sus propios análisis racionales, y no comprar o vender porque alguien como yo haga una cosa u otra.

 En caso de duda, siempre es mejor acudir a un profesional de la inversión, cosa que yo no soy y seguramente no seré.


 EN LA PRÓXIMA ENTRADA…

 No sé de lo que hablaré. Quizás de mi intención de abrirme un tercer bróker. Aunque necesito acumular un poco más de liquidez.


 DESPEDIDA

 Y aquí lo dejo.

 Si os ha gustado la entrada, no dudéis en compartirla en redes sociales. Tampoco temáis dejar un comentario en el blog opinando sobre la idoneidad o no de esta operación.

 Saludos y suerte con vuestras inversiones.  


from DIVIDENDO RENTABLE https://ift.tt/2JyCYuW
via IFTTT

Tercer Aniversario

 Llegamos de nuevo a una fecha muy especial para mí, el 14 de julio. Hoy se cumple el tecer aniversario de este blog, Dividendo Rentable.

 Y voy aprovechar esta entrada tan especial para agradecer a todos los que de alguna me han ayudado, así como a hacer un balance de cómo ha sido mi tercer año como bloguero. 
 Sin duda alguna, tener lectores y gente que te apoye ayuda mucho. Algunos comentarios han sido fantásticos, y todo han sido ánimos, palabras afectuosas y críticas constructivas. Muchas gracias a vosotr@s, lectoras y lectores por estar ahí. Repito las mismas palabras que hace 12 meses porque siguen estando vigentes.

 Añado además que me resulta muy gratificante saber que hay más de 1.950 personas que me siguen en Twitter. Para algunos serán pocos seguidores; para mí es un gran regalo: ¿cómo imaginar que mi pequeño blog podría merecer el ser leído por tanta gente? Sea como sea, encontrarse con gente que comenta en tu blog y aporta cosas, además de darte ánimos, hace que tenga un «plus» este hobby que tan bien me está haciendo hasta ahora, y no sólo económicamente.

 Me gustaría que todas las entradas que haga de ahora en adelante os sigan siendo útiles. El tiempo es lo único que no se puede recuperar, por lo que deseo que nunca sintáis que habéis perdido el tiempo leyendo alguna de mis entradas. Cierto es que en los últimos meses solo hablo de compras y ventas, aparte de las entradas mensuales de candidatas e ingreso pasivo, pero es que no doy tiempo para más. A veces pienso que compro demasiado; luego veo que mi ingreso pasivo sube y sube, y los remordimientos se disipan.

 Más allá de la gente que me sigue, sea de forma habitual u ocasional, debo reiterar los siguientes reconocimientos:

 – En primer lugar, como es obvio, agradecer a Robert Kiyosaki por sus libros, en especial «Padre Rico, padre pobre», que supuso el inicio de la búsqueda de la Independencia Financiera. Desde finales de enero de 2012 mi vida cambió y una nueva meta me planteé en la vida, además de las que ya tenía.

 – En segundo lugar, dar las gracias -con todo el cariño de mi corazón- a la otra persona que ha hecho posible que la salida de la rata sea cada día una realidad más tangible: la señora DR. Con una mentalidad muy parecida a la mía, siempre concienciada de que quiere una vida mejor y que el dinero solo es un medio, un medio para la libertad. Ahora somos un equipo al que se ha unido DR Jr., y no vamos a parar hasta alcanzar la libertad financiera. Todo mi amor para quien siempre ha estado ahí. «Sin ella nada de esto habría sido posible», como dije en la reunión que tuve en la Costa Blanca junto a Manuel (Objetivo 2035) y demás compañeros buscadores de la IF.

 – En tercer lugar, la redacción de este blog no me ha impedido leer otros blogs y aprender de ellos, así como de mis lectores. Desde aquí quiero dar mi enhorabuena, así como mi agradecimiento a aquellas webs y blogs que me han servido de mucho en mi búsqueda de la libertad financiera. Gracias a Rankia, Cazadividendos, El Farmacéutico Activo, El Monje Paciente… y tantos otros que me han servido para aprender y mejorar este blog.

 – En cuarto lugar, agradecer todos los momentos buenos pasados junto a personas que comparten como yo la búsqueda de la IF: Cazadividendos, Pablo, El Farmacéutico Activo, los chicos de Objetivo 2035 (gracias por esas Primeras Jornadas de IF en Valencia), Noel (infórmame de si montáis una quedada en Zaragoza) y Manel Perry (los grupos de Telegram son impresionantes).

 – En quinto lugar, insistir, como siempre, en que debéis copiar mis buenas ideas (si queréis) y desechar las malas (no hace falta que tropecéis en la misma piedra que yo).

 Y tras los agradecimientos, vamos a la parte más «controvertida», el repaso a mis operaciones bursátiles. Obviamente, no voy a contar cada una de todas mis operaciones bursátiles de los últimos 12 meses. Más bien resumiré rápidamente lo más significativo.

 Lo más interesante, a mi parecer, ha sido el peso ganado por Inditex, que se ha aupado en pocos meses desde un aceptable 4’4% (julio 2017) hasta más del 10%, colocándose en la 3a posición de mi portfolio. La empresa española más grande por capitalización y con unos números envidiables. Junto a Enagás y REE, que he ido sobreponderando más y más, y Naturhouse, que ha perdido peso en mi cartera, forman mi «Big Four»: más del 58% de mi cartera.

 Respecto a julio de 2017 se nota mucho la desaparición de Mapfre, que abandoné por no terminar de cuadrarme sus números ni su aumento del dividendo. Para ver la razones exactas podéis leer las entradas que hablan de las ventas de dichas acciones.

 Otro dato reseñable es la progresiva internacionalización de mi cartera: he pasado de un 8’91% de acciones extranjeras a un 22’26%. Tengo que mejorar aún más esta diversificación geográfica.

  Dentro de las extranjeras reseñar el descubrimiento de 2018: Abbvie. Una empresa que un crecimiento brutal del dividendo desde 2013 y que sigue creciendo a doble dígito. Al estar relacionada con el sector farmacéutico, el riesgo de que la empresa flojee a largo plazo es alto, pero de momento su producto estrella, el Humira, está funcionando bien y yo confío en ella. Un 4’3% de mi cartera está en esta empresa que tiene una RPD en torno al 4%.

 Y en breve, cambiando de tercio, me gustaría abrirme cuenta en un tercer bróker. Os iré informando.

  Y poco más que contar. Bastante he dicho ya y no quiero abusar de la paciencia de mis lectores. Espero estar muchos años con vosotros, compartiendo cosas en este blog. Ojalá llegue pronto a la independencia financiera; sin embargo, tengo que ser realista y sé que queda un largo camino por delante. De momento, me queda hasta 2039 para alcanzar dicha IF.

 Acabo esta entrada señalada reiterando mis agradecimientos y sugiriéndoos que sigáis atentos a este blog. Seguro que podréis leer más entradas que sean de vuestro interés.

 En la próxima entrada…

 Hablaré de una venta de acciones que realicé el 13 de julio.

 Gracias por compartir y por leerme. Seguimos dentro de unos días.

 Saludos y suerte con vuestras inversiones.

from DIVIDENDO RENTABLE https://ift.tt/2ujCYdq
via IFTTT